¿Cómo arreglar un móvil que va lento?

Hoy en día, los teléfonos son una pieza fundamental en nuestra vida diaria. Cada vez tenemos más utilidades disponibles y necesitamos descargar un mayor número de aplicaciones. También almacenamos múltiples archivos para el recuerdo en forma de imágenes o vídeos.

Por este motivo, es frecuente que la memoria RAM se nos quede corta y necesitemos saber cómo arreglarlo.Por ello, hoy te proponemos varias alternativas para que puedas solucionar uno de los problemas más típicos.

Cierra aplicaciones que estén abiertas

En muchas ocasiones, es frecuente que no cerremos las aplicaciones que estemos usando y la mantengamos abierta en un segundo plano. Esto supone un enorme consumo de recursos que hacen más lento tu terminal.

Cerrándolas todas lograremos optimizar notablemente la memoria de nuestro teléfono.

Eliminar apps

Revisar las aplicaciones que tienes descargadas en tu teléfono es otro punto fundamental. Busca todas las que están instaladas y decide cuáles borrar.

De esta forma, ayudarás a agilizar el funcionamiento del terminal dejando solo lo que necesitas.

Traslada a la tarjeta SD archivos y aplicaciones

Si te da pena deshacerte de aplicaciones o hay algunas que todavía vas a utilizar, una opción perfecta es cambiarlas a la tarjeta sd.

Este tipo de tarjetas sirven para ampliar la capacidad de nuestro teléfono y almacenar todo tipo de archivos. Además, muchas apps pueden trasladarse sin problema a la memoria SD.

Sin embargo, hay algunos casos que no lo permiten e inevitablemente tienen que ir ubicadas en la memoria interna del teléfono. Una alternativa a este problema es instalar funcionalidades determinadas para forzar este traslado.

Haz una limpieza del escritorio

En ocasiones, tenemos carpetas y demás archivos que no estamos utilizando ni jamás lo haremos. Por ello, una opción perfecta para despejar la memoria de nuestro terminal, es hacer limpieza de lo que no estamos utilizando. Por ejemplo, archivos de imagen o audio que tengamos perdidos y olvidados.

Resetear tu móvil

Una magnífica solución es restablecer los valores de fábrica. Para ello, es necesario consultar las características técnicas antes de resetear tu móvil para ver datos como su capacidad y tomar algunas medidas de seguridad previas.

Se trata de una opción que puede sonar un poco radical pero es de las mejores para lograr que nuestro teléfono tenga la velocidad del primer día.

No obstante, uno de los motivos principales que provocan esta decisión es precisamente la lentitud. Una alternativa un poco radical pero muy eficaz.

En cualquier caso, lo más recomendable a la hora de tomar este tipo de decisiones es hacer una copia de seguridad previa para que podamos restablecer todo tal y como teníamos antes de llevarlo a cabo.

Ventajas de resetear tu móvil

Las principales ventajas son:

  • Volver a tener la misma velocidad de la que disfrutabas el primer día, siempre y cuando no vuelvas a instalar las mismas aplicaciones ni actualizaciones correspondientes.
  • Además, podremos evitar cualquier tipo de riesgo, tal y como te comentábamos con la copia de seguridad. Ten en cuenta que la opción no se puede deshacer pero si hacemos esto podremos estar perfectamente tranquilos.
  • Ahorrarás tiempo. De esta forma no tendrás que perder tiempo analizando aplicaciones y demás archivos que ralentizan tu teléfono.
  • Y todo ello lograrás hacerlo de una forma rápida y eficaz.